Índice de contenido
bebe comiendo con las manos BLW

Alimentación Complementaria con el método BLW

Cada vez son más los padres que están convencidos de empezar la Alimentación Complementaria con el método BLW con sus bebés, muchos lo tienen claro incluso desde el embarazo, por lo que es muy habitual ver en la lista de nacimiento una vajilla infantil, por ejemplo. Saben que es algo que su bebé no utilizará desde el principio, pero en unos meses ya podrá utilizarla y están deseando hacerlo.

La Alimentación Complementaria (A.C.) es la introducción de alimentos sólidos y líquidos distintos de la leche. Existen distintas formas de ofrecer los alimentos a un bebé: por un lado está el método “tradicional” que consiste en ofrecer los alimentos triturados en forma de papilla o puré, tenemos también la opción del BLW (Baby Led Weaning) y, por último, el método mixto que mezcla ambas opciones. Hoy vamos a hablar sobre la Alimentación Complementaria con el método BLW, te contamos todo lo que necesitas saber para llevar a cabo este método.

El BLW o alimentación autorregulada por el bebé, consiste en empezar la Alimentación Complementaria prescindiendo de las papillas o purés. Realmente se considera un método moderno, pero nada más lejos de la realidad. Si nos remontamos 100 años atrás, cuando no existían las batidoras o los potitos preparados para bebés, la alimentación pasaba directamente de la teta al plato de mamá. Evidentemente adaptaban la comida en trozos aptos para el bebé, y realmente se parecía mucho a lo que hoy conocemos como BLW.

En el BLW, es el bebé el que decide cuánto comer, se respetan las señales de hambre y saciedad. Se prepara la comida del bebé en trozos grandes y alargados, deben ser grandes para que pueda cogerlos con sus manitos porque con este método ¡se come con las manos!

Más adelante, cuando el bebé va cogiendo soltura y mejorando la coordinación ojo-mano-boca, se le ofrecen cubiertos, que poco a poco irá utilizando según su interés. 

Requisitos para empezar el BLW

Si quieres utilizar el método BLW con tu bebé, debes tener en cuenta que existen una serie de requisitos para poder llevarlo a cabo. Realmente, estos requisitos también deberían cumplirse si quieres dar purés, ya que son los indicadores de que tu bebé está listo para empezar la Alimentación Complementaria.

Tener al menos 6 meses de edad

Se considera que un bebé nacido a término, empieza a estar lo suficientemente maduro para comer sólidos cuando tiene alrededor de 6 meses, siempre y cuando se cumplan también los demás requisitos.

Mantenerse sentado solito sin ayuda

Esto nos indica que los órganos están preparados para recibir sólidos, además, tu bebé será capaz de reaccionar mejor ante un atragantamiento, ya que su musculatura ya tiene la fuerza necesaria. Debes saber que no es necesario que sepa sentarse solo, es decir, llegar a esa posición por sí mismo (algunos bebés pueden tardar en conseguir esto), es suficiente con que se mantenga sentado sin apoyo, con el tronco erguido, sin tambalearse hacia los lados.

Mostrar interés por los alimentos

Cuando estás comiendo en la mesa y tu bebé no deja de mirarte fijamente, incluso estira la mano para intentar agarrar lo que estás comiendo… en ese momento te darás cuenta de que tu bebé empieza a mostrar interés por los alimentos. Muchas veces ocurre antes de los 6 meses, pero eso no quiere decir que debas darle de comer antes de tiempo, recuerda, deben cumplirse todos los requisitos.

Haber perdido el reflejo de extrusión

El reflejo de extrusión es un reflejo que tienen todos los bebés, consiste en empujar con la lengua hacia fuera cualquier sólido que introducimos en su boca. Este reflejo les sirve para protegerse e indicar que todavía no están preparados para asimilar alimentos distintos de la leche. Se debe haber perdido el reflejo de extrusión para empezar la Alimentación Complementaria con el método BLW o cualquier otro.

Mostrar saciedad y hambre con sus gestos

Tu bebé está preparado para la comunicación desde el mismo momento en el que nace, al principio con llantos y sonidos y, poco a poco, irá añadiendo distintos gestos a esa comunicación. Debes aprender a interpretar sus señales de hambre y saciedad, ya que es muy importante para no darle comida de más o de menos. Esto no suele ocurrir con el método BLW, ya que es el bebé el que decide cuánto comer.

¿Qué ocurre en el caso de los bebés prematuros?

En el caso de los bebés prematuros, nos encontramos ante un grupo muy heterogéneo, con unas necesidades muy distintas y específicas. Generalmente se suele tener en cuenta la edad corregida para empezar la Alimentación Complementaria, además del resto de requisitos. 

Un retraso en el inicio de la Alimentación Complementaria podría afectar al crecimiento y al neurodesarrollo, pero también empezar muy pronto podría traer problemas.

En caso de que tu bebé sea prematuro, debes consultar con su pediatra para que valore tu caso concreto y te dé el visto bueno para empezar con la Alimentación Complementaria.

Consejos para hacer BLW con éxito

Te damos unos consejos que te serán muy útiles si tu bebé ya cumple todos los requisitos para empezar la A.C y quieres utilizar el método BLW.

bebe comiendo pepino en plato de bambu

  • Tener nociones básicas de primeros auxilios: es conveniente realizar algún curso de primeros auxilios, puede evitar muchos sustos y situaciones peligrosas. No quiere decir que por hacer BLW tu bebé se va a atragantar, pero te será más fácil distinguir un atragantamiento de una arcada, estarás más tranquil@ y el ambiente será más relajado y seguro.
  • Utiliza una vajilla infantil adecuada: las vajillas de bambú para bebé son una opción muy habitual, ya que existen muchos modelos que incorporan divisiones para los distintos alimentos. Además, al ser de bambú estarás ayudando a cuidar el planeta, algo muy necesario, por suerte cada vez es más habitual escoger productos ecológicos para bebés. Son muy recomendables los platos que llevan ventosa, ya que evitarás que tu bebé lance el plato por el aire (si, pronto te darás cuenta de que es algo muy habitual).
  • Incluye a tu bebé en las comidas familiares: lo bueno del método BLW es que tu bebé será uno más en la mesa a la hora de comer, al ver comer a toda la familia enseguida querrá hacerlo él también.
  • No le hagas comida “diferente” al resto: siempre que sea posible, es recomendable que todos en casa tengáis el mismo menú. Puedes preparar primero la comida de tu bebé (sin sal, azúcar, etc) y después la del resto de la familia, pero que aparentemente sea igual, así no querrá robarte la comida de tu plato.
  • Relájate: debes tener paciencia, el suelo acabará sucio cada día, tu bebé tendrá comida hasta en las orejas, pero es sólo una fase de aprendizaje, disfruta el momento.
  • Evita alimentos con riesgo de atragantamiento: además de ofrecer la comida en el formato adecuado, hay algunos alimentos que es mejor evitar, ya que tienen mayor riesgo de atragantamiento, como la zanahoria y manzana crudas, las salchichas cortadas en rodajas, las uvas, frutos secos, etc.

Beneficios BLW

Empezar la Alimentación Complementaria con el método BLW tiene múltiples beneficios.

  • Hábitos de alimentación más saludables: al probar distintos sabores y texturas es más difícil que rechacen ciertos alimentos en el futuro. Además, como es el bebé el que decide cuánto comer, se respetan más las señales de hambre y saciedad: “El bebé come lo que necesita”.
  • Desarrollo psicomotor: mejora la coordinación ojo-mano, la masticación, favorece la prensión manual y la pinza, fomentando el buen desarrollo de la psicomotricidad gruesa y fina.
  • Mejora la transición a la alimentación sólida: ya que desde los 6 o 7 meses ya comienzan la masticación.
  • Mayor autonomía: ayuda a tu bebé a ser autónomo e independiente, ya que aprende a comer solito mucho antes que con el método “tradicional”.
  • Fortalece la mandíbula: empezar pronto el proceso de masticación ayuda al correcto desarrollo de la mandíbula, lo cual será muy beneficioso cuando empiece a hablar.

Inconvenientes BLW

Como cualquier otro método, el BLW también tiene sus inconvenientes, sobre todo si no se realiza correctamente, te los contamos a continuación:

  • Mayor riesgo de ferropenia: tu bebé nace con unas reservas de hierro suficientes para los 6 primeros meses (además del hierro que le proporciona la lactancia materna o artificial). Cuando empieza la Alimentación Complementaria, esas reservas se van acabando, y tu bebé necesita más hierro. Para evitar una posible ferropenia (déficit de hierro) debes ofrecer alimentos ricos en hierro y también alimentos que ayuden a la correcta absorción del hierro. Por ejemplo, después de comer es mejor una naranja de postre, ya que la vitamina C ayuda a la absorción del hierro, en lugar de un yogur, ya que los lácteos hacen justamente el efecto contrario.
  • Riesgo de atragantamiento: en realidad también existe riesgo de atragantamiento con las papillas, pero debes tener siempre precaución, ofrecer los alimentos en el formato adecuado y no dejar a tu bebé comiendo solo.
  • Es un método muy sucio: evidentemente todo se manchará, ya que el bebé está aprendiendo. La ropa, la trona, el suelo… todo se llenará de comida, por lo que tendrás que limpiar más. Esto es un problema para las personas que tienen una vida muy ajetreada.

¡A comer!

Ahora que ya sabes todo lo que necesitas sobre el método BLW… ¡Ponlo en práctica! Ten en cuenta que la Alimentación Complementaria, como su nombre indica, es un complemento. No debe sustituir nunca a la lactancia (materna o artificial), es recomendable ofrecer primero el pecho o el biberón y luego la comida.

No olvides cepillar los dientes de tu bebé después de cada comida, una correcta higiene bucodental es la mejor forma de prevenir las caries. ¡Los dientes se deben cepillar desde la salida del primer diente!

Recuerda ofrecer a tu bebé una alimentación sana, variada y equilibrada, ya que de ello dependerá su salud futura.

Si te ha gustado este artículo, o tienes alguna duda sobre el método BLW, puedes dejarnos un comentario ¡Estaremos encantados de responderte!

Índice de contenido
newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe promociones, descuentos y los mejores tips sobre crianza respetuosa

Tus datos estarán seguros. Recuerda que puedes darte de baja en cualquier momento.

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe promociones, descuentos y los mejores consejos de crianza respetuosa

Tus datos serán tratados con máxima responsabilidad. Recuerda que puedes darte de baja en cualquier momento.