Índice de contenido
primer mes del bebe desarrollo

Primer mes del bebé: desarrollo mes a mes

Acabas de tener tu bebé, llegas a tu casa y todo lo que te surgen son dudas y más dudas. ¿Cuánto debe comer? ¿Es normal que pierda peso? ¿Cuánto debe dormir?… Es normal tener dudas, sobre todo cuando eres mamá primeriza, por eso en este post te contaremos cómo es el primer mes del bebé, sus principales cambios físicos, la alimentación durante el primer mes, el sueño y los logros más importantes en su desarrollo.

¡Quédate con nosotros y no te pierdas nada!

Principales cambios físicos del bebé en su primer mes de nacido

Los bebés cuando nacen pesan de media unos 3 kg y miden unos 50 cm, esto es la media, ya que cada bebé es diferente, pero es para que te hagas una pequeña idea. En todo momento hablaremos en general, no quiere decir que si tu bebé no es igual tenga algún problema, repito, cada bebé es diferente.

Durante el primer mes del bebé, lo normal es que crezca unos 3 o 4 cm, aunque no debes preocuparte en exceso si no crece tanto, poco a poco irás notando los cambios. A veces crecen poquito en un mes y al mes siguiente crecen el doble, no debes alarmarte, es completamente normal. El pediatra será siempre quien valore que todo está en orden.

Durante la primera semana, los bebés sufren una pérdida de peso, es totalmente normal. Pierden alrededor de un 10% de su peso al nacer, por eso es habitual ver a un bebé de una semana con menos peso que un recién nacido. Posteriormente, empiezan a ganar peso, en torno a unos 20 gramos diarios. En la segunda semana, tu bebé ya habrá recuperado su peso de recién nacido. Existen muchas variaciones entre unos bebés y otros, así que no te obsesiones, mientras después de la primera semana vaya ganando peso, por poquito que sea, es un buen indicador.

Es importante tener en cuenta los percentiles. El percentil de peso y de talla te dirá en qué lugar se encuentra tu bebé en la media, si está por encima de 50 quiere decir que tu bebé es más grande que la media y si está por debajo de 50 quiere decir que es más pequeño que la media. Puede ocurrir que tu bebé se encuentre en un percentil bajo de peso y alto de talla, no pasa nada, es completamente normal. Generalmente tu bebé se mantendrá siempre en su percentil, si éste varía mucho es cuando debemos estar atentos. El pediatra registrará el peso y la talla en cada revisión, por lo que no debes preocuparte.

crecimiento de tu bebe durante el primer mes

Otra cosa a tener en cuenta en cuanto al crecimiento de tu bebé es el perímetro craneal, al nacer suele medir entre 32 y 35 cm. Es normal que le midan el perímetro craneal a tu bebé en las revisiones, ya que es un indicador de que su cerebro está creciendo y desarrollándose con normalidad.

Durante las primeras semanas de vida, es habitual que en algunos bebés aparezca la costra láctea. Se trata de una condición de la piel, no infecciosa, en la que aparecen una especie de escamas sobre el cuero cabelludo del bebé. Esta condición, que no aparece en todos los bebés, suele desaparecer por sí sola en unas semanas, aunque a veces puede tardar hasta varios meses. 

Otro cambio físico de tu bebé recién nacido puede ser la aparición de “acné”. El acné del recién nacido aparece en las primeras semanas de vida. Es muy habitual ver a un bebé de una semana o a un bebé de 15 días con esta condición, pero es totalmente inofensivo. Normalmente se debe a cambios hormonales que se producen incluso antes del parto, lo más habitual es que desaparezca por sí solo en los primeros meses de vida.

Estos son los principales cambios físicos que podrás observar en tu bebé de un mes, a continuación te hablaremos sobre su alimentación.

Alimentación durante el primer mes

Desde el nacimiento de tu bebé y hasta los 6 meses de vida, debe alimentarse única y exclusivamente con leche. La mejor opción siempre será la lactancia materna, pero si no puedes o no quieres amamantar a tu bebé, podrás optar por alimentarlo con leche de fórmula. Toda mujer está capacitada para dar el pecho, salvo contraindicación médica (muy pocos casos), pero está en cada mujer tomar la decisión de cómo alimentar a su bebé, esta decisión debe ser respetada, no podemos juzgar ni hacer juicios de valor, cada mamá hará lo que le parezca mejor.

Los primeros días después del nacimiento, la mujer produce calostro. El calostro es muy importante ya que le transfiere a tu bebé las defensas y el alimento necesario. Poco a poco el calostro irá dando paso a la leche materna, que será su único alimento durante los próximos 6 meses.

La Organización Mundial de la Salud lo tiene claro, la lactancia materna es el mejor alimento para tu bebé durante los 6 primeros meses de vida, y posteriormente junto con la alimentación complementaria hasta al menos los 2 años. 

La leche materna tiene múltiples beneficios para la mamá y para el bebé, no es solo alimento, es contacto y vínculo, ayuda a adquirir defensas, ayuda a la mamá a recuperar el peso de antes del embarazo y previene muchas enfermedades tanto en la mamá como en el bebé. En definitiva, es el alimento más completo para tu bebé y el mejor regalo que le puedes dar.

La lactancia siempre ha de ser a demanda, da igual si se trata de lactancia materna o lactancia artificial, tu bebé te dirá cuánto y cuándo quiere comer, por lo que no hablaremos de cantidades, ya que cada bebé es diferente y compararlos solo logrará que las mamás se preocupen por cosas innecesarias.

bebe lactante

Para saber si tu bebé está comiendo adecuadamente, debes fijarte en que va ganando peso, aunque sea poco, y en que moje aproximadamente unos 6 pañales al día. Los bebés son bastante regulares en sus tomas, sobre todo al principio, por lo que un cambio en esa regularidad puede alarmarte… ¡No te alarmes antes de tiempo! Posiblemente se trate de una crisis de lactancia o brote de crecimiento.

Cuando tienes un bebé de 20 días aproximadamente, es muy probable que aparezca el primer brote de crecimiento, también conocido como crisis de las 3 semanas. Este será el primero de muchos, por lo que es muy importante que sepas de qué se trata.

La producción de leche se va regulando según la demanda del bebé, cuando aparece una crisis o brote de crecimiento, es porque el bebé necesita aumentar la producción de leche de su mamá, por lo que se mostrará mucho más demandante, más inquieto y llorón, pareciendo siempre no estar satisfecho. Muchas veces se cae en el error de pensar que la leche ya no le llena y la mamá toma la decisión de suplementar con fórmula. Esto es un grave error, ya que al introducir la fórmula, el bebé dejará de demandar tanto al pecho, reduciéndose la producción cada vez más.

Es muy importante por eso conocer cuándo se producen las crisis o brotes de crecimiento, que por suerte suelen ser más o menos a la misma edad en todos los bebés, y como os decíamos, la primera es la crisis de las tres semanas.

Superada esa crisis de las tres semanas, la lactancia volverá a la normalidad, así que solo debes tener paciencia y recordar que dar el pecho es lo mejor que puedes hacer por la salud y bienestar de tu bebé.

Sueño del bebé durante el primer mes

Durante el primer mes de vida, tu bebé se pasará casi todo el día durmiendo. Los recién nacidos duermen unas 16 horas al día, en periodos cortos o largos, independientemente de que sea de noche o de día.

Los periodos más largos durante este primer mes pueden durar unas 3 o 4 horas, pero depende de cada bebé.

Durante la primera semana, hay bebés que duermen incluso 20 horas diarias, no debes preocuparte, esto se debe a que están experimentando un crecimiento rápido que les consume mucha energía, por lo que necesitan descansar lo suficiente.

Es muy importante no despertar a tu bebé y respetar sus horas de sueño, de nada sirve despertarle para intentar establecer una rutina de sueño durante el primer mes, ya que el sueño es un proceso madurativo y durante el primer mes todavía son muy pequeños.

bebe de un mes durmiendo

Algunas mamás piensan que es necesario despertar a su bebé para comer, esto no es así. La lactancia ha de ser a demanda, tu bebé te pedirá cuando quiera comer, recuerda que dormir es tan importante como comer, por lo que no es necesario que despiertes a tu bebé cada 3 horas para darle de comer.

Dormir junto a tu bebé te facilitará mucho las cosas, sobre todo si alimentas a tu bebé con lactancia materna. Además, si duermes junto a tu bebé, se sentirá más seguro al tenerte cerca, por lo que descansará más y mejor, favoreciendo así su correcto desarrollo.

Aunque el colecho es la mejor opción, debes hacerlo siempre de forma segura. Las cunas de colecho son una estupenda ayuda, aunque muchas veces tu bebé acabará durmiendo en tu cama. Debes tener cuidado con sábanas y mantas (siempre por debajo de las axilas del bebé) y eliminar de la cama objetos como cojines, etc.

Como decíamos antes, cada bebé es diferente, existen bebés que duermen mucho y otros que duermen menos, al igual que algunos lo hacen en periodos largos y otros en periodos cortos. No debes preocuparte por esto, entra dentro de la normalidad. Lo importante es que dejes a tu bebé dormir siempre todo lo que necesite, para que crezca sano y fuerte.

Logros más importantes del desarrollo durante el primer mes del bebé

Durante el primer mes del bebé, notarás algunos cambios en su motricidad. Aunque todavía no sujeta la cabeza, es capaz de levantarla un poco cuando está boca abajo, para poder respirar.

En este periodo comienza a llevarse sus manitos a la cara, tocándose la boca, nariz, ojos… Es importante mantenerle las uñas bien cortas ya que suelen arañarse sin darse cuenta y se pueden hacer daño.

Tu bebé durante este primer mes, abrirá sus manitas, pero si le tocas las cerrará con fuerza, manteniendo los puños cerrados. Esto forma parte de los reflejos del bebé y es totalmente normal.

Otro reflejo del bebé es el reflejo de prensión plantar, cuando tocas la planta del pie de tu bebé, notarás que el pie se arquea, este reflejo irá desapareciendo con el tiempo, pero durante el primer mes del bebé todavía es muy notable.

reflejos del bebe durante el primer mes

Tu bebé, durante el primer mes, ya tiene su oído bien desarrollado y empezará a reconocer algunos sonidos y voces, es posible que se voltee hacia el sonido de las voces familiares como la de mamá o papá.

Aunque la vista de los recién nacidos no está completamente desarrollada, durante el primer mes del bebé, la vista se va agudizando, pudiendo seguir caras u objetos con la mirada. Es capaz de ver tu cara a una distancia de unos 20 o 30 cm, la distancia que existe cuando amamantas a tu bebé.

El olfato de tu bebé también se irá agudizando durante el primer mes, reconociendo el olor de la leche materna. Los bebés prefieren los olores dulces y suaves, por lo que es recomendable no utilizar perfumes fuertes si vamos a tener a un bebé en brazos, ya que les puede resultar incómodo.

Estos son algunos de los cambios que observarás en tu bebé durante el primer mes de vida, pero, como hemos dicho a lo largo del post, cada bebé es diferente y su ritmo de desarrollo también, por lo que no debes preocuparte si no concuerda exactamente la información con los logros de tu bebé. Es el pediatra quien determinará que tu bebé se encuentra sano y que su desarrollo es correcto, tú simplemente sigue sus pautas y tu instinto como mamá hará el resto.

Si quieres saber más acerca del desarrollo de tu bebé, te invitamos a leer el siguiente post en el que hablamos del desarrollo del bebé de 2 meses.


¡Do it right, protect their future!

Índice de contenido

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe promociones, descuentos y los mejores tips sobre crianza respetuosa

Tus datos estarán seguros. Recuerda que puedes darte de baja en cualquier momento.

Tus datos serán tratados con máxima responsabilidad. Recuerda que puedes darte de baja en cualquier momento.