Salud del bebé

La salud del bebé es un tema que preocupa siempre a madres y padres, es normal que tengas muchas dudas al respecto, por eso en esta categoría hablaremos de diversos temas relacionados con la salud del bebé, las distintas enfermedades de un bebé, cómo prevenirlas y fomentar un correcto desarrollo de tu bebé.

bebe sano

¿Cómo cuidar la salud de tu bebé?

Toda madre y todo padre desea siempre tener un bebé sano. Cuando un bebé nace, se le hace su primer control en el hospital para verificar que todo está bien, pero la salud del bebé hay que empezar a cuidarla mucho antes, durante el embarazo.

Para tener bebés y niños sanos, deben estar sanos sus padres. Los cuidados de la mamá embarazada son fundamentales para que el bebé nazca sano, hay que cuidar la alimentación, el descanso, e intentar no hacer grandes esfuerzos manteniendo un estilo de vida activo (siempre y cuando no existan complicaciones o se trate de un embarazo de riesgo que requiera reposo). 

Si la mamá embarazada cuida su salud antes y durante el embarazo, es más probable que el bebé nazca sano.

Cuando tu bebé nace y te dicen en el hospital que todo está perfecto, te lo llevas a tu casa y enseguida empiezan las dudas sobre cómo cuidar su salud. Es muy importante cubrir todas sus necesidades: alimentación, higiene, descanso y afecto.

bebes y niños sanos

En cuanto a la alimentación, cabe destacar que la lactancia materna es la mejor opción, aunque es una elección personal. La lactancia materna le transmite a tu bebé alimento y también defensas, por lo que ayuda a cuidar su salud.

Es recomendable utilizar, en la medida de lo posible, productos naturales y ecológicos, tanto en la alimentación de tu bebé, como en la elección de juguetes, ropa, etc.

Para seguir cuidando la salud de tu bebé en casa, debes acudir a todas las citas con el pediatra. 

En España hace más de 10 años que se implantó el programa del niño sano, en el que se hacen distintas revisiones pediátricas: la primera se hace durante la primera semana de vida, después se harán varias revisiones en los meses 1, 2, 3 – 4, 6 y 10 – 12 (pueden variar los meses según la comunidad autónoma).

En estas revisiones del niño sano, se comprobará que tu bebé gana peso adecuadamente, que sus reflejos están bien, y poco a poco que vaya alcanzando los distintos hitos del desarrollo. 

Se utilizan también estas revisiones para la vacunación según el calendario de vacunación infantil, y para cuestiones como el inicio de la Alimentación Complementaria.

Consejos para cuidar la salud de tu bebé

  • La lactancia ha de ser siempre a demanda, ya sea materna o artificial. El estómago de los bebés es muy pequeño, por lo que al principio tu bebé comerá cada poco tiempo, debes darle siempre que pida. Se recomienda la lactancia materna siempre que sea posible, ya que tiene muchos beneficios para la salud de tu bebé.
  • La higiene es muy importante, debes mantener a tu bebé limpio, al igual que su ropita y las estancias de la casa. Mantén su cuarto bien ventilado.
  • Los productos de higiene para la hora del baño deben ser naturales, que respeten la piel delicada de tu bebé. Te recomendamos utilizar champú y gel ecológico, al igual que si utilizas cremas hidratantes o de cambio de pañal, siempre mejor productos ecológicos.
  • Debes prestar especial atención en las primeras semanas de vida al ombligo de tu bebé. La curación del ombligo es importante ya que se trata de una zona delicada. Mantén el ombligo de tu bebé siempre limpio y seco.

enfermedades de un bebé

  • Los cambios de pañal deben ser frecuentes, tu bebé debe permanecer siempre seco para evitar irritaciones e infecciones. Cambia su pañal tantas veces como sea necesario. En este aspecto es muy interesante el uso de pañales de tela, más naturales y más respetuosos con la piel de tu bebé y el medio ambiente.
  • El descanso es muy importante, un bebé recién nacido duerme entre 14 y 17 horas diarias, respeta sus ritmos de sueño, poco a poco irá permaneciendo más ratos despierto.
  • Si tienes mascotas, mantenlas siempre limpias y con todas sus vacunas al día. No hay ningún inconveniente en que tu bebé conviva con mascotas, es más, es beneficioso ya que le ayudará a fortalecer sus defensas y tendrá menos probabilidades de padecer alergias a los animales.
  • Cuidado con abrigar demasiado a tu bebé. Los bebés perciben la temperatura igual que nosotros, no necesitan una capa más.
  • Protege a tu bebé del sol, durante los meses de verano es muy importante proteger a los bebés de la exposición solar. Es mejor evitar las horas de mayor radiación solar (entre las 10 y las 16 h). Protege a tu bebé con crema solar adecuada a su edad, con filtros físicos y no químicos. Un gorrito siempre viene bien para evitar que el sol le dé demasiado en su cabecita, y sobre todo mantén a tu bebé bien hidratado (si es menor de 6 meses no le des agua, dale leche todas las veces que pida).
  • Mantener a tu bebé alejado de personas enfermas: parece algo muy obvio, pero a algunas personas se les olvida. Si algún familiar está enfermo (enfermedades contagiosas como los virus), evita el contacto con tu bebé hasta que se haya curado.
  • NO a los besos en la boca. Los adultos podemos transmitir herpes a los bebés (además de otras enfermedades), que en su caso puede ser letal. Debemos evitar dar besos en la boca a los bebés cuando son muy pequeños.
  • Acude siempre a las revisiones y vacunas de tu bebé. Las vacunas previenen muchas enfermedades y ayudan a bajar la tasa de morbilidad y mortalidad infantil, asegúrate de que tu bebé recibe todas las vacunas necesarias.
  • Cuidado con las caídas y accidentes: asegúrate de que el entorno de tu bebé es un entorno seguro, hay que tener especial precaución con escaleras, ventanas, productos tóxicos o piezas pequeñas que puedan estar a su alcance.
  • Recuerda que el afecto es muy importante: para cuidar adecuadamente a tu bebé, no basta con cubrir sus necesidades fisiológicas. Los bebés necesitan contacto y afecto, para así formar un vínculo de apego seguro. Es muy recomendable el porteo ergonómico, con el que llevarás a tu bebé siempre cerca y te permitirá mayor libertad de movimientos al mismo tiempo que compartes tiempo con él.

enfermedad de bebés

Estos son solo algunos consejos básicos a tener en cuenta para cuidar la salud de tu bebé, pero existen muchos más. A veces solo es necesario aplicar el sentido común, sigue tu instinto como madre o padre, te ayudará a proteger y cuidar a tu bebé.

Enfermedades más comunes de los bebés

Los bebés son muy delicados, ya que cuando nacen, su sistema inmunológico no está desarrollado por completo, por lo que son más vulnerables frente a infecciones y otras enfermedades.

Es fundamental cuidar bien a tu bebé para prevenir la aparición de enfermedades o infecciones, pero debes ser consciente de que tu bebé en algún momento se va a enfermar y esto no tiene por qué ser malo.

Cuando un bebé enferma, está adquiriendo defensas, por lo que es un proceso necesario por el que deben pasar todos los bebés. No es bueno meterlos en una burbuja para evitar que enfermen, con esto no le estarías haciendo ningún favor a tu bebé, sino más bien todo lo contrario.

buena salud del bebe

Existen algunas enfermedades que son más frecuentes en bebés, a continuación te hablaremos sobre algunas de ellas, no todas son de gravedad, pero sí son las más habituales.

  • Gastroenteritis: es la enfermedad más común en los bebés, se trata de una inflamación de la mucosa del estómago, generalmente causada por un virus. Si tu bebé presenta vómitos, fiebre, pérdida de apetito, sangre en las heces o diarrea, es posible que tenga gastroenteritis. 

Es importante acudir al médico, aunque generalmente no suele necesitar tratamiento, ya que se cura por sí sola. Es importante mantener al bebé hidratado y seguir las pautas que te indique su pediatra.

  • Otitis: se trata de otra enfermedad muy común en bebés, sobre todo en bebés recién nacidos. La otitis es una inflamación del oído y suele ser de origen bacteriano. Algunos de los síntomas que puedes notar en tu bebé (ya que si no habla, no te puede decir que le duele el oído) es que se dé tirones de orejas, se encuentre más irritable de lo normal, tenga menos apetito, etc.

La otitis se suele curar por sí sola, pero es habitual que el pediatra recete antibiótico para evitar complicaciones, por lo que ante cualquier síntoma o duda, lo mejor es una consulta con el pediatra.

  • Ictericia: se trata de un trastorno bastante común, en el que la piel del bebé se ve de un color más amarillento, al igual que el blanco de los ojos. Esto se debe a un exceso de bilirrubina en sangre, ya que el hígado es todavía inmaduro y a veces no puede procesar bien la cantidad de bilirrubina.  

Es más frecuente en bebés prematuros y recién nacidos.

Normalmente no necesita tratamiento, pero es necesario acudir al pediatra, ya que en casos muy graves puede producir daño cerebral.

cuidades basicos del bebe

  • Dermatitis del pañal: otra enfermedad de bebés por excelencia es la dermatitis de pañal, se trata de la irritación de la zona anal y genital debido al contacto con las heces y orina. Es muy molesta para los bebés, pero se puede evitar con cambios frecuentes de pañal. 

Es de gran ayuda utilizar pañales de tela o pañales desechables ecológicos, ya que son más respetuosos con la piel de los bebés. 

  • Reflujo gastroesofágico: se trata de otra enfermedad muy frecuente en bebés recién nacidos. Se produce cuando el ácido del estómago sube hasta el esófago, irritándolo y produciendo malestar. Muchos bebés sufren reflujo porque su esófago es muy débil y esto hace que el alimento suba más fácilmente. 

Generalmente no se trata, si el bebé es alimentado con lactancia artificial se puede cambiar la leche de fórmula por otra anti-reflujo, pero lo más importante es poner al bebé en posición vertical al terminar de comer para evitar así el reflujo.

enfermedades comunes en bebes

Estos son sólo algunos ejemplos de enfermedades comunes en los bebés y recién nacidos, es muy importante siempre ante cualquier síntoma acudir al pediatra, aunque a veces te pueda parecer una tontería, es el pediatra quien debe valorar si se trata de algo grave o no.

Recuerda que los bebés son muy delicados, por lo que a veces más vale pasarse de precavidos, ya que una consulta con el pediatra no te quitará mucho tiempo y te dará mucha tranquilidad.

¡Do it right, protect their future!

Quiero Saber Más

Primeros auxilios para niños

Cuando te conviertes en mamá o papá, una de las mayores preocupaciones es que a tu...

Correcta higiene en bebés

¿Has sido mamá o papá recientemente y no sabes qué cuidados necesita tu bebé? No debes...

El proceso de dentición infantil ¿Cuándo salen los primeros dientes?

En este artículo vamos a hablar sobre el proceso de dentición infantil. ¿Cuándo salen los primeros...

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe promociones, descuentos y los mejores tips sobre crianza respetuosa

Tus datos estarán seguros. Recuerda que puedes darte de baja en cualquier momento.

Tus datos serán tratados con máxima responsabilidad. Recuerda que puedes darte de baja en cualquier momento.